The Assassin dirigida por Hou Hsiao-Hsien protagonizada por Shu Qi

Minireseña de @Fer_Iradier extraída con su permiso de http://www.arteuparte.com/cronicas-zinemaldi-2015/

La primera Perla de esta edición era The Assassin, premiada en el Festival de Cannes. Si alguno esperaba ver en esta historia ambientada en la China de la dinastía Tang algo parecido a Tigre y dragón o La casa de las dagas voladoras, que se olvide. Para disfrutar de este wuxia deconstruído hay que abstraerse por completo del argumento, algo francamente difícil cuando la propia película nos sitúa de entrada en un contexto histórico. The Assassin es como un cuadro con espacios en blanco, un relato en el que los personajes son meros objetos del paisaje, gotas de pintura que la cámara observa desde la distancia. En cierto modo, es también un film mutilado en aras de la belleza cinematográfica. No se puede negar la poesía de sus imágenes, la contemplación de la naturaleza que fluye entre montañas o esa conversación palaciega vista a través de cortinajes, pero Hou Hsiao-Hsien se dirige a espectadores demasiado selectos llevando al extremo la máxima de la forma sobre el fondo. Sospechamos que el jurado de Cannes alabó la valentía del director con un sonoro “olé tus huevos toreros”. Aquí la frase más repetida ha sido: No he entendido nada.