Papa no obento wa sekaiichi (Dad’s lunch-box)

La primera película de Masakazu Fukatsu, que proviene del mundo de los vídeos musicales, y se aventuró a hacer un largometraje con la cajita de comida (obento) que un padre prepara a su hija todos los días durante su periodo de secundaria, como hilo conductor. Está basada fielmente en un hecho real que tuvo su momento de fama gracias a un tweet que se hizo viral. Es amena y con mucho aspaviento doramero, a veces , muy tierna también, me ha sorprendido gratamente. El coloquio con el director al final fue muy revelador. Los espectadores tratábamos de entender cómo un tweet del tipo “el bento de papá es el mejor” pudo tener esa repercusión, y él nos explicó que en Japón, un padre con una hija adolescente es digno de lástima, por lo general, son odiados por sus hijas hasta el punto de no querer que su ropa se lave en la misma colada que la de ellos, por ejemplo. Madre mía, ¿se habrán enterado de esto los psicoanalistas?

Reseña: Eder  Ruiz

Una especie de familia

Qué buena película, de Diego Lerman, aunque la música…, habría agarrado el flautín y lo habría lanzado al espacio sideral en el primer minuto. Salvando esta cuestión, muy personal e intransferible, supongo, Bárbara Lennie se sale, El hombre de al lado, qué grande, ahora Daniel Aráoz es el Dr Costas, sólo de escucharlo ya me vale la pena ir al cine y en un papel más corto, que no más pequeño, me ha gustado Yanina Ávila, que hace de Marcela. El tema es recurrente, mujeres que tienen hijos y no pueden alimentarlos, mujeres que quieren tenerlos y alimentarlos pero no pueden… y no digo más porque desvelaría mucho, y creo que merece ir a verla, estaréis en tensión durante la hora y media, qué buena película.

Reseña de Eder Ruiz