Sandome no satsujin / The third Murder, de Hirokazu Koreeda

Reseña extraida (con permiso) de las Crónicas del Zinemaldi de Fernando Iradier en www.arteuparte.com

En The Third Murder el japonés abandona la temática de las relaciones familiares para embarcarse en un aparente thriller judicial. Y decimos aparente porque aunque la premisa de un abogado condenado a tratar con un cliente que se declara culpable bordea el suspense, la investigación de sus motivos termina en una serie de reflexiones filosóficas y dilemas morales tan poco concretos como el sexo de los ángeles, algo inaudito en un director que siempre ha destacado por su clarividente sutileza. Así, The Third Murder se pierde en sus propios soliloquios, vacíos como esa vasija hueca en que puede encarnarse el ser humano. Aunque tiene aspectos muy destacables como su fotografía, la partitura de Ludovico Einaudi o una dirección milimétrica, uno tiene la sensación haber visto un Koreeda decepcionante.