Mirai, mi hermana pequeña

Esta película de animación de Mamoru Hosoda es un cuento para padres, a lo Dickens, con sus fantasmas del pasado, del futuro, y el toque japonés de animales-humanos.  El universo de un niño de cuatro años se trastoca con la llegada de una hermana, está muy conseguido, pedazo de actor el dibujo protagonista. La historia se hace un poco repetitiva pero, al ser visualmente tan espectacular, sirve de excusa para preciosas fantasías, llenas de detalles, insuperables en la ternura que transmiten.

Tengo que mencionar que hay referencias sutiles y no tan sutiles a los cambios de roles de padres y madres en las familias, no obstante, se lo cargan todo cuando la hermana del futuro viene a preocuparse por un ritual supersticioso que retrasaría su casorio, yo a lo mío, sin piedad.

Por cierto, miniclase de japonés: Mirai es la hermana y Mirai significa futuro, aunque yo ya lo sabía por Akarui Mirai (ver Ciclo de cine japonés de 2015)

Aquí os dejo el hermoso tráiler de la peli