Geu-hu /The day after

La nueva película de Hong Sang-Soo vuelve a ser una Lego-película, móntesela usted mismo. Jugando con la línea de tiempo, ya en el título, nos trae en clave desenfadada un sainete amoroso entre un hombre cobarde, su mujer, su amante, y una tercera en discordia, que a veces yo pensaba que era imaginaria (sí que da de sí el Lego). Se presupone que el protagonista es un portento intelectual, porque una se pasa el filme pensando qué las da (amigo Tesifonte…). El revoltijo de escenas del antes, del después, consecutivas, salteadas, los diálogos estrambóticos darán para muchas lecturas, yo no llego a tanto, para mí se ha quedado en un par de situaciones simpáticas y ligera de ver.

Reseña: Eder Ruiz

Handia

Una película de los creadores de Loreak, Jon Garaño y Aitor Arregi en la dirección, inspirada en el gigante de Altzo (Gipuzkoa), leyenda en nuestro imaginario colectivo, y también realidad. El retrato de la época me ha parecido muy logrado, sin ser yo una experta he podido reconocer todo lo que sabía de principios del XIX en estas tierras, la difícil tarea de sobrevivir sin perder el caserío, los hermanos, las Américas, y conocer más cosas. La ambientación y las actuaciones espectaculares (se te queda grabada la mirada tan patética y tan comprensible de Martín, interpretado por Joseba Usabiaga), no he salido tan entusiasmada como otros pero le reconozco una factura muy buena y que todos y cada uno de los episodios  eran significativos y emocionantes, planos muy conmovedores, me quedo con el de los hombre gigantes saludándose e irguiéndose por fin, orgullosos, dí que sí, a la mierda con esta caterva de enanos molestos que nos rodean… Si notáis poca emoción en mi reseña no es porque no se la merezca, soy yo, que hay veces que estoy difícil. Por cierto, nunca se me había ocurrido que una raza de gigantes podría haber puesto ahí los trikuharris.

Reseña: Eder Ruiz

Submergence

Wim Wenders-ek zuzendutako pelikula honek hotz utzi nau, porrota hutsa ze hunkitzen saiatzen da unean-unean inungo konplexurik gabe. Itsas biologo batek, ez, ezin da esan, ozeanografoa, hori ezta ere, aukeratu dute biomatematiko hitza (ni biologoa naiz eta ez dut ulertzen izenari eman dioten misteriua) espioi batekin topo egiten du eta berehalako amodioren sua pizten da, biok ezustean harrapatzen. Pertsonaiak erabat sinesgaitzak iruditu zaizkit eta geopolitika mundiala gaizto eta onen kontua besterik ez izatea berriro ere, ba, nekagarria. Aukeratutako lekuak zoragarriak dira, hori bai, eta submarinoaren eta zuloaren paralelismoa ondo adierazita dago, neri klaustrofobia eman dit, behintzat. Heriotzari beldurrak lotu duena, gizasemeak ez dezala banandu.

Eg. Eder Ruiz

Una especie de familia

Qué buena película, de Diego Lerman, aunque la música…, habría agarrado el flautín y lo habría lanzado al espacio sideral en el primer minuto. Salvando esta cuestión, muy personal e intransferible, supongo, Bárbara Lennie se sale, El hombre de al lado, qué grande, ahora Daniel Aráoz es el Dr Costas, sólo de escucharlo ya me vale la pena ir al cine y en un papel más corto, que no más pequeño, me ha gustado Yanina Ávila, que hace de Marcela. El tema es recurrente, mujeres que tienen hijos y no pueden alimentarlos, mujeres que quieren tenerlos y alimentarlos pero no pueden… y no digo más porque desvelaría mucho, y creo que merece ir a verla, estaréis en tensión durante la hora y media, qué buena película.

Reseña de Eder Ruiz

La nueva película de los productores de Your name como proyección especial del Zinemaldia 2017

En este Zinemaldia tenemos un par de coreanas, en la sección Nuevos Directores, Seeds of violence (Pok riuk eui ssi at) de Lim Tae-gue, que ya se proyectó este año en el Festival de Jeonju, y la nueva de Hong Sang-soo en Zabaltegi, The day after (Geu-hu), que vuelve a traernos confusión de identidades, a ver si me entero más esta vez. También viene a la sección Perlas la nueva de Koreeda, The third murder ( Sando me no satsujin), me he quedado sin entrada, a la que sí voy a poder ir es a la proyección especial de sección oficial Fireworks, should be see it from the side or the bottom (Uchiage hanabi, shita kara miruka? Yoko kara miruka?) el último anime de los productores Akiytuki Shinbo y Nobuyuki Takeuchi de la exitosa y estrenada el año pasado en el Zinemaldia Your name.

Proyección en Bilbao de la película coreana Oda a mi padre (Gukjesijang)

El Viernes 24 de Febrero organizado por “Cine Made in Asia” y HAN-A Association a las 18 horas, sesión de cine coreano en la casa de cultura de Barrainkua en Bilbao con el visionado de la película de 2014 “Oda a mi padre” del director JK Youn, en versión original subtitulada y distribuida en España por European Dreams Factory. Después de la proyección habrá una charla sobre la película o cualquier inquietud sobre la cinematografía coreana así como diversos juegos coreanos.

Salón Internacional de Comic y Manga en Donostia

Será en el Kursaal, 3, 4 y 5 de febrero, por allí andará más de un colaborador y la menda lerenda si puede, a ver si me hago publi de la webserie El hilo rojo/Hari gorria, que tiene una estética un poco komiki, que no cómica, juasjuas. Habrá expo de kimonos, cosplays y mucho Star Wars como mínimo.

La doncella – Ahgassi de Park Chan-Wook en el cine Trueba (Donostia) V.O.

Esta película de Park Chan-Wook, nominada para los Oscars, desde luego tiene una fotografía espectacular, las interpretaciones de las actrices, Kim Min-Hee, Kim Tae-Ri, son impactantes y la historia sorprendente pero se hace larga por momentos, como decía mi madre lo poco agrada y lo mucho enfada, no tanto como enfadar pero agota un poco. Una doncella, Sookee, va a servir a la mansión de “el japonés” a la sobrina de éste, Hideko, que no ha salido de allí desde su más tierna infancia y es objeto de un juego muy sórdido que se esconde tras el gusto por los libros y el arte de su tío, es una joven atrapada sin aparente escapatoria.

La historia está estructurada en tres partes y la primera me ha encantado, la segunda me ha cansado y la tercera no diría que sobra pero me gustaría más breve. No quiero espoilear, merece la pena verla, sobre todo en versión original porque hablan en coreano y japonés y tiene mucho trasunto las modulaciones y voces que ponen al “leer”, es que como he dicho no quiero espoilear y como en todo buen dorama hay humor, drama, misterio, un plan, algo de terror e incluso “porno de autor” (expresión robada a una amiga que fue conmigo), este último a mí no me ha acabado de convencer, me sigue dando la impresión de que es para consumo masculino. En cualquier caso insisto en la fotografía, estas cosas en el cine dejan huella.

Por cierto, el reparto comparte a Moon So-Ri, la tía de la protagonista, con el de Legend of the Blue Sea, en este dorama actualmente en emisión en Corea es un personaje más secundario pero me ha hecho ilusión reconocerla.

Ikari

Por Ferando Iradier, publicado en sus Crónicas del zinemaldi en Arteuparte

Cierra la competición Ikari, dirigida por el japonés de origen coreano Sang-il Lee. Aunque la premisa inicial de esta película sea la de un thriller, su guión construye de forma intrigante tres melodramas en los que se va colando poco a poco la desconfianza del asesinato en la presencia de un recién llegado. Resulta incomprensible que el director consiga balancear cada trama en paralelo durante dos horas solo para terminar hundiéndolas. Las trampas del libreto y el excesivo metraje van agotando al espectador a medida que se intensifica el drama hasta el paroxismo, defecto endémico de muchas producciones japonesas. Un film muy mal resuelto pero de impecable factura visual y con unas interpretaciones soberbias. Habiendo rodado la estupenda Villain, basada también en una novela de Shuichi Yoshida, la rabia del título se siente por lo desperdiciado del asunto.

After the storm – Umi yorimo mada fukaku

Por Fernando Iradier publicado en Crónicas del Zinemaldi en Arteuparte

El resto del día sigue dominado por los asiáticos. El primero es nada menos que Hirokazu Kore-eda, abonado al premio del público en Perlas. Su After The Storm presenta otra deliciosa disección familiar, esta vez a cargo de un matrimonio separado con un hijo en común. No deja de sorprender la facilidad con la que el japonés utiliza materiales propios del drama para construir situaciones cotidianas, sencillas, entrañables e incluso cómicas. En su día día está siempre la vida, con su pasado manifiesto y futuro inextricable. Como de costumbre, son los actores los que tienen gran parte del mérito, léase aquí Yoko Maki, Hiroshi Abe o una maravillosa Kirin Kiki, habitual del director desde Still Walking. Se hablará de un trabajo menor, más ligero, pero lo cierto es que con Kore-eda la fórmula nunca falla. Brille el sol o arrecie la tormenta, uno se quedaría a vivir en sus películas.